Departamento estructuró plan de acción para enfrentar la sequía

El Gobierno Departamental alertó a los huilenses por la temporada seca que sacude a la región. Y diseñó un plan de acción para enfrentar la temporada de verano que se extenderá hasta marzo, según el Ideam.

La Oficina Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres llamó la atención de alcaldes y sectores ambientales, agropecuarios, de salud, energéticos y educativos  para que tomen medidas especiales y adopten los planes de respuesta para hacer frente a la primera temporada seca del año.

Entre las recomendaciones se encuentra el almacenamiento de alimentos para el ganado, conservación del agua, uso racional de la energía, evitar las fogatas, quemas de bosques, monitorear las fuentes hídricas, no arrojar elementos que causen incendios, avisar a las autoridades sobre conatos de incendio, entre otros.

En las últimas dos semanas 19 incendios forestales se han registrado en el departamento. Agrado, Altamira, Garzón, La Plata, Nataga, Oporapa, Saladoblanco, Suaza y Timaná, las localidades afectadas. Al menos 36.5 hectáreas se han visto afectadas.

“Es urgente racionalizar el uso del agua”, dijo Isabel Hernández, coordinadora de la Oficina Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres.

E informó que funcionarios del Gobierno Departamental monitorean diariamente las fuentes hídricas en los 37 municipios para evitar posibles desabastecimientos de agua.

“Hoy no podemos hablar de racionamiento de agua en algunas localidades”, aclaró la funcionaria.  No obstante, afirmó que si el verano continúa como hasta el momento podría presentarse disminución de caudal en el Río Las Ceibas que surte al acueducto de Neiva.

Lo mismo que la Quebrada La Nutria de Baraya, La Ibirco en Iquira; Guamal  y San Benito que surte de agua al acueducto de Santa María.

También se monitorea la quebrada Yaguilga que alimenta al acueducto de Pital y Agrado y El Hígado que surte del líquido a Tarqui.

“Las quebradas El Palmito, El Bombón y Benito que surten de agua de Tesalia también son monitoreadas, así como los afluentes El Lindero y Orozco de Nataga”, dijo Hernández. En el sur del Huila se monitorea el afluente El Quebradón.

“El Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo, integrado por todos los organismos de socorro y demás autoridades civiles y militares,  inspecciona diariamente cada uno de los 37 municipios para verificar posibles efectos del verano y ayudar a los alcaldes y demás organismos de emergencia a tomar correctivos y enfrentar la situación”, destacó Hernández.

 


Número de visitas a esta página 830
Fecha de publicación 14/01/2013
Última modificación 18/01/2013