Afectaciones por lluvias y sismos sin consecuencias, en nuevo balance de Gestión del Riesgo