Secretaría de Salud del Huila ofrece nuevas recomendaciones para compra y consumo de pescado

Secretaría de Salud del Huila ofrece nuevas recomendaciones para compra y consumo de pescado

Junto a la inspección y vigilancia de los expendios, la Secretaría de Salud del Huila ofrece nuevas sugerencias a la hora de comprar pescado, producto de alto consumo en esta temporada.

 

Acciones de inspección, vigilancia y control sanitario a los establecimientos que venden pescado en todo el departamento, adelanta la Secretaría de Salud del Huila.

Junto a este trabajo, se ofreció una nueva serie de recomendaciones para que los consumidores puedan adquirir un producto de calidad.

La secretaria de Salud del Huila, Gloria Esperanza Araújo Coronado, explicó que «se ejerce especial vigilancia en los expendios de alimentos, particularmente los que comercializan pescados en todos los municipios, para evitar intoxicaciones e infecciones al no presentar los adecuados parámetros sanitarios, colocando en riesgo la salud de los huilenses».

La Secretaría de Salud recordó algunas características que se deben tener en cuenta a la hora de comprar pescado.

 

Características

Carne: un pescado muy fresco debe presentar al tacto una carne firme y elástica con la superficie lisa. Un pescado en mal estado presenta una carne al tacto blanda y de superficie granulosa.

Olor: debe oler a humedad limpia -a mar o agua dulce según su clase-. Cuando el pescado está en mal estado tiene un olor a agrio.

Ojos: deben ser esféricos, sobresalir en la mayor parte, trasparentes y de córnea limpia. Entre más fresco el pescado la forma del ojo es convexa (hacia fuera), y a medida que pierde la frescura este se va aplastando hasta llegar a una forma cóncava (hacia adentro). Su pupila es negra y brillante cuando el pescado es fresco y pasa a gris cuando está en mal estado.

Agallas: deben ser color vivo y limpio, rojo vivo en la mayor parte de las especies y rosa en otras. Suaves y resbaladizas al tacto. Cuando están en mal estado, sus agallas se tornan de un color amarillento. Cuando el pescado está fresco sus agallas no presentan mucus, y a medida que se va descomponiendo esta aparece hasta tener un aspecto lechoso.

Mucosidad: en las especies que lo posean deben ser acuosa y transparente.

Cavidad abdominal: la telilla interna que la cubre debe ser brillante, limpia, suave y retirada con dificultad. Es un pescado muy fresco al corte, su carne debe ser azulada, limpia y brillante, órganos y sangre deben ser brillantes, y cuando el pescado se encuentra en mal estado al corte de la carne, esta es opaca, sus órganos y sangre adquieren tonos marrones.

Espina central o vértebra: es un pescado fresco se romperá al separarla y no tiene  coloración a lo largo de ella. En un pescado en mal estado no es adherente y toma una coloración roja a lo largo de esta.

Piel o escama: la piel es resbaladiza, suave brillante y limpia, se separa de la carne con dificultad. Las escamas deben ser abundantes y difíciles de retirar en algunas especies; en otras las escamas flojas se quitan con dificultad. En el pescado fresco es resbaladizo debido a la materia mucosa que produce. En un pescado muy fresco su piel es viva y el  mucus de su piel acuoso y trasparente, mientras un pescado en mal estado el color de la piel  es marchito y el mucus de su piel opaco.


Número de visitas a esta página 111
Fecha de publicación 12/04/2019
Última modificación 12/04/2019