‘El camino es la educación’ construirá 2.000 hornillas ecoeficientes

‘El camino es la educación’ construirá 2.000 hornillas ecoeficientes

Con este proyecto no solo se busca reducir la incidencia de enfermedades bronco-respiratorias que ocasiona la exposición cotidiana a los fogones de leña tradicional, sino, recuperar y preservar el medio ambiente.

El Gobierno Departamental habrá construido cerca de 2.000 hornillas ecoeficientes en todo el Huila cuando finalice el presente año, como compromiso ante las familias rurales que no cuentan con acceso al servicio de gas domiciliario, tanto a través de redes o mediante la distribución de pipetas o cilindros.

La cifra fue dada a conocer por el secretario de Agricultura del Huila, José Ricardo Villarreal Artunduaga, tras indicar que este proyecto se ha venido ejecutando desde 2016, el primer año del gobierno de ‘El camino es la educación’.

“Nosotros, como Secretaría de Agricultura, hacemos una labor muy importante, muy noble, muy enfocada a mitigar el impacto ambiental”, explicó el funcionario al destacar que el proyecto no solo beneficia a las familias, particularmente a las amas de casa, a quienes les facilita el proceso de cocción de alimentos, sino, a su salud y al medio ambiente.

Esto, explicó Villarreal, porque el diseño de los nuevos sistemas de combustión de leña tiene un alto grado de eficiencia al reducir en 90 por ciento tanto el humo producido por el uso de la hornilla, como la cantidad de leña a utilizar.

“Eso implica menos tala de bosques; reduce el efecto de los gases perjudiciales en el caso de las amas de casa; se merma el cáncer (ocasionado) por la producción del humo”, detalló el funcionario.

Entre 2016 y 2018 se han entregado 1.150 hornillas ecoeficientes a igual número de familias de 28 municipios del departamento, con una inversión de 1.587 millones de pesos. La meta es llegar las 2.000 al finalizar este 2019, aseguró Villarreal Artunduaga.

Protección ambiental

Las hornillas ecoeficientes reemplazan al fogón tradicional -tres  ladrillos y sobre ellos una parrilla- y disminuyen notoriamente el gasto de leña.

Si anteriormente se utilizaba un árbol al que se le sacaban diez leños, hoy, uno solo de estos leños puede hacer lo que hacían 10, pues las hornillas están construidas ecoeficientemente.

Pero hay más. Las familias beneficiarias de las pequeñas infraestructuras adquieren en contraprestación el compromiso de sembrar 250 árboles para que contribuyan con la recuperación del medio ambiente.

“Como son de rápido crecimiento, con el tiempo se convertirán en el sustento de la leña para que funcione la misma hornilla y no se tenga que talar bosques nativos o reservas constituidas desde hace muchos años”, explicó el Secretario de Agricultura.

Selección de beneficiarios

Aunque el proyecto ha llamado la atención a las familias del campo huilense y muchas amas de casa acuden a la Secretaría de Agricultura para buscar ser incluidas en él, el Secretario explicó que se deben cumplir algunos requisitos.

“Este proyecto es para aquellas familias (que viven en zonas) donde podrá pasar mucho tiempo y no llegará el gas domiciliario… Va enfocado especialmente a esas zonas alejadas donde no tienen gas; incluso, donde no llega un carro a vender una pipeta. Se ha tratado de optimizar eso. Cuando se hacen los convenios con la CAM, se exige que esos proyectos se desarrollen en zonas de amortiguación, es decir, zonas como la Serranía de Las Minas, Nevado Puracé, Cueva de los Guácharos. Toda esa gente que viven en esas zonas son beneficiados en su gran mayoría”, precisó.

Por tanto, cuando las solicitudes llegan a la Secretaría de Agricultura se hace un primer filtro tomando en cuenta que los potenciales beneficiarios sean exclusivamente del sector rural, que residan en zonas de amortización o reserva para que ayuden a conservar la tala de bosque nativo y, por último, que el proyecto en cada uno de esos municipios esté cofinanciado por el ente territorial y la CAM.

Diseño

Hay tres tipos de hornillas: Una en forma de U pegada a la pared; otra, pegada a una esquina de la cocina, y otra estilo americano, es decir, libre, en medio del recinto utilizado para cocinar los alimentos.

“La hornilla consta de una chimenea… trae un recipiente para mantener todo el tiempo agua hervida… trae (una parrilla) para asar lo que se necesite, y las parrillas para colocar las ollas con la comida que se va a cocinar”, detalló Villarreal Artunduaga.


Número de visitas a esta página 47
Fecha de publicación 11/04/2019
Última modificación 11/04/2019