Gestión del Riesgo del Huila formula nuevas recomendaciones ante incremento de lluvias

Gestión del Riesgo del Huila formula nuevas recomendaciones ante incremento de lluvias

La continuidad de la temporada de lluvias en el departamento obliga a autoridades, sectores productivos y comunidad a adoptar medidas de precaución, monitoreo y cuidado.

 

Un nuevo llamado a adoptar medidas frente al incremento de las lluvias en el departamento, tanto para las autoridades como para la comunidad, recomendó la Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila -OGRDH-.

De acuerdo con el Plan Departamental de Contingencias para la Primera Temporada de Lluvias 2019, las recomendaciones finales incluyen desde la elaboración del Plan de Contingencias y su divulgación a la comunidad, pasando por la limpieza de sistemas de alcantarillado y monitoreo de ríos y quebradas, hasta redoblar la vigilancia en áreas inestables y de alta vulnerabilidad, y realizar las acciones necesarias para reducir los riesgos relacionados con inundaciones, deslizamientos y crecientes súbitas.

La Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila recordó que el objetivo del Plan Departamental de Contingencias para la Primera Temporada de Lluvias 2019 es fortalecer las acciones de reducción y de respuesta con el fin de garantizar la efectividad de la actuación interinstitucional, frente a las emergencias ocasionadas por fenómenos asociados a la Primera Temporada de Lluvias, así como su articulación con la respuesta en los demás niveles de Gobierno.

 

Recomendaciones finales frente a la primera temporada de lluvias 2019

Para los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres:

-Elaborar el Plan de Contingencias que les permita hacer frente a la temporada de lluvias.

-Dar a conocer a la comunidad el Plan de Contingencias para esta temporada de lluvias.

-Revisar, ajustar, cambiar o limpiar sistemas de alcantarillados para evitar inundaciones en las viviendas.

-Evitar que el lecho de los ríos y canales se llene de sedimentos, troncos o materiales que impidan el libre tránsito de las aguas.

-Considerar el aumento significativo en los niveles de los ríos, que se puedan presentar durante los próximos meses, causando afectaciones en zonas ribereñas de cultivo y pastos.

-Realizar permanente monitoreo y especial atención a áreas ribereñas y zonas de ladera susceptibles a deslizamientos de tierra.

-Redoblar la vigilancia en áreas inestables y de alta vulnerabilidad, realizar las acciones necesarias para reducir los riesgos relacionados con inundaciones, deslizamientos y crecientes súbitas.

-Acelerar obras civiles para el control de inundaciones y deslizamientos; y mantenimientos de caminos y puentes veredales, de tal forma que ayuden a mitigar los impactos de esta temporada lluviosa.

-Estar atentos a los Informes Técnicos Diarios y Comunicados Especiales del IDEAM.

 

Para la comunidad en general

-Conozca el Plan de Contingencia establecido por los Consejos Municipales para

Gestión del Riesgo de Desastres de su localidad.

-Tenga previsto un lugar seguro donde pueda alojarse en caso de inundación y establezca los preparativos por si necesita abandonar su casa durante una inundación.

-Conozca la señal de alarma para evacuación establecida en su comunidad. Si no existe, acuerde con sus vecinos un sistema con pitos o campanas que todos reconozcan para avisar en su vecindario el peligro inminente de una crecida.

-Mantenga listo un kit de emergencia con agua potable, una maleta con ropa, radio, linterna, pilas, botiquín de primeros auxilios y una cuerda.

-Estar atentos a los Informes Técnicos y Comunicados Especiales de los Consejos Municipales para Gestión del Riesgo de Desastres - CMGRD.

-Revise, ajuste, cambie o limpie los techos, canales, canaletas y alcantarillados para evitar inundaciones en sus viviendas.

-No desvíe ni tapone caños o desagües.

-Ante inundaciones lentas guarde objetos valiosos en lugares altos para protegerlos del agua. Igualmente, desconecte la corriente eléctrica para evitar cortos en los tomas de energía.

-Aproveche y optimice al máximo el recurso hídrico durante estos meses de lluvias.

-Ante posibles vendavales, asegure muy bien el techo, tejas y láminas de zinc y en general objetos que puedan ser arrastrados por la fuerza de los vientos.

-Si observa represamientos, evacue y advierta a sus vecinos, a los organismos de socorro (Bomberos, Defensa Civil, Cruz Roja), Alcaldía, Servicio de Salud. Una disminución en el caudal del río puede significar que aguas arriba se esté formando un represamiento, lo cual puede producir una posible avalancha o inundación repentina.

 

Para los sectores agropecuario y forestal

-Formular el Plan de Contingencia a posibles situaciones de emergencias, ante riesgos derivados por efectos de las lluvias.

-Se recomienda a todos los agricultores y ganaderos, que tengan en cuenta un posible aumento en la oferta hídrica y el aumento de la probabilidad de anegamientos en áreas de bajo drenaje.

-Programar lo pertinente ante el desarrollo de plagas y enfermedades propias en condiciones de mayores precipitaciones y baja radiación.

-Al sector agrícola y rural, aprovechar esta temporada para almacenar agua y darle un uso adecuado en los próximos meses.


Número de visitas a esta página 30
Fecha de publicación 11/04/2019
Última modificación 11/04/2019