Gobernación del Huila reafirmó pedido de preparación y en alerta ante temporada de lluvias

Gobernación del Huila reafirmó pedido de preparación y en alerta ante temporada de lluvias

Un llamado a activar los planes de emergencia y contingencia y alistar acciones de respuesta rápida frente a cualquier situación o evento que se registre con ocasión de la primera temporada de lluvias del año, hizo el Gobierno Departamental a través del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo del Huila.

 

La directora de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres, Isabel Hernández Ávila, explicó que según el Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales, Ideam, la temporada que estuvo antecedida por fuertes precipitaciones en enero y febrero se prolongará hasta finales de mayo de este año, por lo que se debe tomar medidas para reducir el riesgo de emergencias.

 

En ese sentido, el gobernador Carlos Julio González Villa como presidente del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo, emitió una circular dirigida a alcaldes, consejos municipales de gestión, organismos de socorro y comunidad en general, en la que establece recomendaciones a tener en cuenta durante los siguientes meses.

 

Hernández Ávila advirtió la necesidad de revisar, ajustar, cambiar o limpiar sistemas de alcantarillado, drenajes, canales de conducción de aguas lluvias para evitar inundaciones en viviendas.

 

También se recomienda monitorear caudales de ríos y quebradas, con especial atención a áreas ribereñas y zonas de ladera susceptibles de inundaciones o deslizamientos.

 

Dijo que es necesario que se acelere la ejecución de obras civiles por parte de la autoridades correspondientes, para el control de inundaciones y deslizamientos, mantenimiento de caminos y puentes veredales, con el objeto de mitigar impactos que puedan provocar las lluvias.

 

A la comunidad en general, se recomienda que conozca el protocolo de respuesta a emergencias establecido por la autoridad municipal, al igual que la señal de alarma para evacuación. Si no existe, se debe acordar con los vecinos un sistema con pitos o campanas que todos reconozcan.

 

Ante cualquier situación de riesgo que ponga en peligro la vida o integridad, los ciudadanos pueden comunicarse a la línea 119 de Bomberos; 144, Defensa Civil; Cruz Roja 132, y Policía 123.

 

“Una disminución del caudal de un río es un signo de un posible represamiento y una avalancha torrencial”, comentó la funcionaria.

 

Balance

 

Desde el 15 de marzo, se han registrado 39 eventos como inundaciones, deslizamientos, obstrucción de vías y pérdida de techos de viviendas, entre otros, afectando 175 personas en 23 municipios del departamento.

 

El más reciente suceso se presentó en zona rural de Garzón, donde un fuerte vendaval dejó una familia afectada, una vivienda y un colegio destechados en el centro poblado de San Antonio del Pescado.


Número de visitas a esta página 177
Fecha de publicación 30/03/2017
Última modificación 30/03/2017