Juventud y Campo como apuesta Departamental

Juventud y Campo como apuesta Departamental

Por: Juan Sebastián Arias Palomá.

En esta oportunidad, al sur del Departamento, en compañía de la Gobernación del Huila con su programa (Etnias Grupos en Equidad-Jóvenes para la Vida) se desarrolló en articulación con el Sena, Alcaldía de Pitalito y Plataforma Juvenil, el foro “Juventud y el Campo”: Actores del Desarrollo Regional.

Asimismo, cabe resaltar la significativa respuesta a este encuentro que tuvo el interés de nuestros jóvenes característicos de diferentes organizaciones y enlaces de juventud de cara al desarrollo de la zona sur del Departamento.

Virgilio Huergo, Coordinador de Juventudes Departamental, dice que es propicio generar y fortalecer   espacios de participación y dialogo de (las) y los  jóvenes, en un entorno que promueva el desarrollo y rumbo de la política pública de juventud en el Departamento. Esto, consigue acercar a los actores en materia de juventud de la región, despertando el interés de los jóvenes en torno a dos conceptos (juventud y campo) determinando transformaciones en su diario vivir.

Según José Eustacio Rivera, Presidente de la Duma Departamental, es fundamental para el campo impulsar su atractivo agrícola con tal de contrarrestar la inequidad que vive el joven trabajador de escasos recursos, que por ostracismo del estado, sus familias adeudan intereses cuantiosos con los bancos por créditos desiguales según sus condiciones, perdiendo su flujo económico, sea por el invierno o por el verano, dejando de ver atractivo el campo, impulsándolos a migrar a la ciudad.

También, Juan Sebastián Gutiérrez, Jefe de la Oficina de Productividad y Competitividad del Huila, menciona que educar como empresario agrario, facilita la articulación de acciones con entidades tan importantes como Finagro, la Agencia de Desarrollo Rural, Banco Agrario, erradicando la limitante de pocas puertas abiertas para los jóvenes por no tener vida crediticia o no contar con un respaldo de propiedad, sin fiador, ni garantía.

En materia, el foro sub-regional de juventud en el municipio de Pitalito planteó panoramas en prospectiva para superar las dificultades que presenta la jurisdicción sur del Departamento. Buscando la manera de potenciar los actores estratégicos para el desarrollo de la región con preguntas conforme a:

¿Cómo hacer más atractivo el campo para los jóvenes?

Primero que todo, para Julieth Galindez Otálora, integrante de la Organización Ambiental y Socia Paocos. “Tenemos que darnos cuenta lo radicales que son nuestras ponencias; no estamos haciendo verdaderamente lo suficiente para la construcción de un pos-acuerdo agrario”. Problemáticas como la del machismo, la falta de equidad de género, la participación y roll de la mujer de cara al fin del conflicto armado, persisten hoy en día con fuerza. De igual modo, el empoderamiento de la juventud en los espacios de construcción de territorio es posible si posicionamos al joven como el protagonista de las actividades a desarrollar.

En contraste, Julieth habla de lo fundamental de restar obligaciones a los delegados del establecimiento para sumarle mayor compromiso al joven. Así, promueve dinamismo a la hora de indagar previamente sobre su problemática, dejándolos con mayor estructura de apropiación de sus territorios, y de este modo, salir de sus zonas de confort con ideas innovadoras de proyección para ofrecer al país.

En conclusión, Juan David Lozano, Estudiante de la facultad de Economía y Administración de la U. Surcolombiana. Su postura como investigador sobre la caracterización del joven rural, se resume en poder identificar los elementos que constituyen el sujeto, conocido en este caso, como joven rural. Asimismo, alerta por la necesidad de si existe la categoría de (joven rural) en los estudios locales, regionales y nacionales, sobre el proceso evolutivo del joven en comunidad y como es su roll en la sociedad.

Con lo anterior, poder tener una linealidad sobre el proceso, bueno o malo, del joven en el Departamento del Huila. Y con ese panorama, dar solución a conflictos entre el centro (capitales) y periferia (municipios) en la formulación y ejecución de políticas públicas.

Acotación: El ente regulador de las políticas públicas como el Estado, tienen un gran reto, minimizar los riesgos a la hora de realizar una política pública. La inclusión de un sector en especial (rural) en la hoja de ruta de un territorio determinado, puede ser más efectiva, si los actores que padecen estas calamidades incluyen sus necesidades básicas en el plan de políticas públicas a materializar, apersonándose de ellas. Solo así, mejorará la educación, salud, empleo, cultura y condición de vida de las periferias colombianas.

 


Número de visitas a esta página 593
Fecha de publicación 15/12/2017
Última modificación 15/12/2017