Gobernación del Huila, de frente con los cafeteros