Más de 300 caficultores, certificados en buenas prácticas agrícolas y ambientales