Huila, una ‘identidad fantástica’ para el turismo