Museo del Sanjuanero, otra opción sampedrina